03 marzo 2006

Una patadita y a rodar

Este es mi segundo intento de comenzar a escribir en este blog, veremos si no hay un tercero. Debí haberme dado cuenta de que un viernes no era, ni mucho menos, el día adecuado para empezar nada, y un blog no iba a ser la excepción. Afortunadamente acabamos de entrar de lleno en el sábado y es posible que la cosa llegue a buen puerto.
Me resulta chocante pensar que en estos momentos miles de personas se están dedicando al mismo pasatiempo que yo, a actualizar en la web fragmentos de sus vidas, sus pajas mentales o cualquier otra cosa con la suficiente pretenciosidad. De hecho, creo que no se puede escribir un blog sin tratar de ser pretencioso, y no me excluyo. Supongo que, como yo, todos tratan de destacar siquiera levemente entre el inmenso mar de mediocridad con que hemos poblado la red.
En mi caso, debo admitir que empiezo este blog seriamente aguijoneado por la curiosidad de saber hasta dónde (o hasta cuándo) puedo llegar y un preocupante brote de envidia sana por aquellos que han logrado ya hacerse un huequecito en la blogosfera. Aunque siendo realista, dudo que las cosas que escribiré vayan a ser lo bastante interesantes como para interesar lo suficiente a alguien más que a cuatro colegas aburridos.
Y pasamos ya a una declaración de intenciones... ¿de qué va a tratar este blog? Obviamente no lo sé, pero vistas mis habituales intervenciones en los foros, me imagino que hablaré de política y de los pormenores de la partida de Planets en la que participo actualmente (y en la que, por cierto, me están dando para el pelo). Si además, alguno de los habituales de Hituero se anima a pasarse por aquí, me imagino que también podremos acabar hablando de la inexistencia de Dios, los desmanes de la Iglesia Católica y de por qué la Cosmología no deja lugar a la Teología.
Y para terminar, que para ser el primer post, bastante mediocre me está quedando ya, ¿por qué Vieja Crobuzón? Desde luego, como homenaje a China Mieville, que con sólo dos novelas (y una en la recámara), ya se ha convertido en uno de mis escritores fetiche. Quién no sepa de qué hablo, que corra a su librería más cercana o que tire de la mula... Uuuups, perdón... ¿ya es delito la apología del Peer2peerismo??????

Hale, a dormir, a ver si se me relajan las sinapsis después de este esfuerzo.

P.D: Bieeeeeen, bieeeeeeen! Parece que ya tengo blog!!!

4 comentarios:

LaBruja dijo...

No dudes que en cuanto salga de aquí me voy a ir a celebrar el cumple de mi mami en vez de ir atropelladamente a buscar una de las novelas de China Mieville, pero como me fio mucho mucho de tu criterío literario, El lunes iré.
¿Cual me pillo, King Rat o La estación de la Calle Perdido?

Hasta más ver.

ÓsQar dijo...

Obviamente, la Estación de la Calle Perdido (aunque he de reconocer que King Rat no lo he leído aún :-)

david dijo...

¿"El inmenso mar de mediocridad"? Ejem ejem... qué frase más original, ¿no? :P

¿Ateísmo? ¿Política? ¿Escritores que no conoce ni Peter? ¡Lo que nos faltaba, otro rojo ateo intelectual escribiendo un blog!

Qué mundo este.

ÓsQar dijo...

Si te culturizases un poco, en lugar de "Escritores que no conoce ni Peter" dirías "Escritores que no conoce ni Jabber" :-P