06 marzo 2006

Mentirijillas de fin de semana

Increíble: sin haberle dado publicidad aún al blog, he conseguido la clamorosa cifra de 1 comentario en mi primer post. Gracias a LaBruja por ser mi primera visitante.
Vista la cálida acogida y los gritos del público enfervorecido pidiendo más, voy a pasar directamente a meterme en materia: Menudo fin de semanita nos ha dado el PP... me atrevería a decir que nunca antes habían estado tres días seguidos mintiendo tan descaradamente al público, con la excepción, por supuesto, de los terribles días de marzo de hace 2 años, donde alcanzaron cotas de desvergüenza sin paragón en la historia del Humanismo cristiano.
Para empezar, el viernes, un reflotado y repeinado Aznar nos soltó una trola de las buenas: que el nunca había negociado con ETA. Casi nada. Luego matizó un poquito: había dialogado con ellos, pero sólo para comprobar si se querían rendir o no. Supongo que su intención era convencer a esa parte del electorado centrista, que no es que no sepa multiplicar, sino que es capaz de creerse a pies juntillas lo que les digan sus líderes y animadores, contra toda evidencia (véase la entrada 26.2.06). Afortunadamente, para engañar a mucha más gente, tendrían que haberle prendido fuego antes a las hemerotecas, que dicen exactamente lo contrario...
También fue curiosa la frase de Rajoy del sábado, diciendo algo así como que "España llevaba dos años haciendo el ridículo, porque en ningún país civilizado se discute si se es una nación, dos o tres". Tremendo. Por lo visto este hombre nunca ha oído hablar de Serbia y Montenegro. Aunque quizás este país no entra en lo que él llamaría "civilizado". ¿Qué tal entonces el Reino Unido? Aunque lo cierto es que allí ya no discuten sobre eso: tienen muy claro que son una nación de 4 naciones. Qué curioso.
Para rematar la faena, ayer mismo nos deleitó (?) el PP con la promesa de pactar con el PSOE ciertos asuntos de Estado (léase la Unidad de España y la lucha antiterrorista) si éste rectifica. Qué católico todo: si el PSOE muestra arrepentimiento y propósito de enmienda, el PP, ese padre severo pero comprensivo, les perdonará todos sus pecados y les ayudará a recorrer el recto camino. No sé hasta qué punto esperan que nadie se crea esta nueva actitud de manos tendidas, siendo como es una mera pose de cara a hacerse la bonita foto del partido moderado y dialogante (foto que habrá salido bastante distorsionada por los ladridos de Zaplana y Acebes).
En fin: un fin de semana muy calentito, que dará juego para mantener una o dos semanitas a los medios y a los bloggers liberales bien pertrechados de munición antigubernamental. Habrá que sacar el paraguas

4 comentarios:

david dijo...

Huy, con tanto cachondeo no me he enterado de nada de eso...

Pero bueno, a ver si entre semana me informo. Veré el Guiñol de Canal +.

Pipilota dijo...

¿Comoooo? ¿sacar el paraguas o tardes de sofa y brasero? je je je.

Dices que no sabes hasta que punto habrá gente que les crea, pero sabes que siempre habrá gente dispuesta a comulgar con ruedas de molino, algo que me parece francamente triste. :(

arúspice dijo...

El PP quiere apoyar al gobierno si éste hace lo que a Rajoy le interese, eso no es apoyo las decisiones del gobierno, es un chantaje, una coacción.

ÓsQar dijo...

En efecto, están coaccionando al Gobierno, haciendo gala de un paternalismo insultante. Es de coña ver cómo le dan de patadas al Pacto Antiterrorista