19 marzo 2006

La Conspiración Internacional

Si la semana pasada hablaba de las palabaras de Esperanza Aguirre, ésta voy a hablar de otro personaje famoso por sus funestas intervenciones: Silvio Berlusconi. El primer ministro italiano hizo ayer unas declaraciones en un mítin que improvisó en mitad de una reunión de la asamblea de una asociación de grandes empresarios, en las que dijo:

Me asombra que haya empresarios dispuestos a apoyar a la izquierda; eso significa que han perdido la cabeza o que se han entregado a la izquierda (...) en busca de protección, porque esconden muchos esqueletos en el armario.
Así que ya vemos lo que le pasa por la cabeza a este hombre: cuando la economía va mal, es que los empresarios se han vendido a la izquierda. Cualquier cosa antes que reconocer la incompetencia, y si puede ser una conspiración, mejor que mejor. Ya que se mete en faena, podría contratar para los múltiples medios de comunicación que controla, a asesores de Libertad Digital y El Mundo (que hoy vende con el dominical un DVD con una película de ciencia-ficción acerca de la gran Conspiranoia Islamo-vasco-socialista).
A estas fantasías se están empezando a apuntar también en Francia, donde las masivas manifestaciones de ayer han sido secundadas sólo por una minoría de gamberros que desafía al Parlamento, apoyadas eso sí por el Partido Socialista, cuya misión es enfrentar a Villepin y Chirac para dividir aún más a la derecha.

Resumiendo: todo esto es una muestra de botón de una inmensa conspiración en la que está implicada la Internacional Socialista al completo, cuyo objetivo es hundir la economía europea, romper Estados en pequeñas naciones independientes, e islamizar Europa. Casi nada. Menos mal que siempre quedarán los grandes líderes como Aznar y Le Pen para enseñarnos el correcto camino.

3 comentarios:

lentejas dijo...

En Italia debería haber una ley de incompatibilidades (coño, que palabreja más larga), para que un señor como Berlusconi no pudiera ejercer el poder, es como si aquí se hubiera elegido de presi al Gil, misión en Marbella II, pues te arregla España como si fuera su finquita en dos días.

Yo estoy con los jovenes franceses, tienen que luchar en contra de los contratos basura ¿Qué es eso de que por ser menor de 26 años te pueden echar sin dar explicaciones? Los de aquí somos los que tenemos que aprender de la respuesta social de Francia cada vez que les han tocado sus derechos, hay que luchar todo lo que se pueda, un paso atrás ni para coger impulso.

Pipilota dijo...

Me ha encantado el palabro: Conspiranoia.
es una forma escueta y directa de describir estado mental de algunos sujetos y sujetas je je

PD: Ayer ví "Buenas noches y buena suerte" vedla, mentantó toa.

ÓsQar dijo...

Lo cierto es que los franceses tienen una experiencia en la protesta social y sindical, que está a años-luz de lo que podamos hacer aquí, tristes aficionados. Sobre todo teniendo en cuenta el objetivo de las manifestaciones juveniles que han recorrido España este fin de semana: a ver quién se engancha la tajada más gorda.
Menuda revolución.