12 marzo 2006

Colisiones

Nada como ir al cine para sacar alguna idea con la que rellenar unas líneas después de unos días de secano. Sobre todo si, como es mi caso, llevabas 2 ó 3 meses sin ir al cine.
Ayer fui a ver
Crash, no tanto por haber ganado el Óscar, sino porque me habían hablado muy bien de ella. La verdad, no he visto Brokeback Mountain (el torrent* proveerá), pero en mi opinión, Crash se ha merecido el Óscar sobradamente. Creo que el director ha sido lo bastante inteligente como para hacer una película tremendamente efectista, con gran impacto emocional. Tanto los diálogos como las situaciones (en particular, la escena de la hija del cerrajero, que se le saltan a uno las lágrimas) están dirigidos expresamente a provocarte sensaciones que van desde la indignación hasta el sobrecogimiento. Es difícil verla y permanecer impasible.
Por otra parte, me ha dado mucho que pensar... supongo que la película es una caricatura grotesca y exagerada de lo que ocurre en una ciudad como Los Ángeles, pero seguro que se basa en un poso de realidad: tal vez las cosas no sean exactamente así, pero sí muy parecidas. Y si esto ocurre en una ciudad tremendamente cosmopolita, que lleva decenas de años recibiendo inmigrantes... ¿qué podemos esperar en España según vayan pasando los años? ¿Seremos caaces de integrarnos sin que exista una especie de lucha racial entre nosotros?
Porque, quitando algunas manifestaciones de grupos extremistas, creo que estamos todos de acuerdo en que tenemos que asimilar la inmigración de un modo racional, ofreciendo una igualdad de oportunidades real, cosa que hoy por hoy no existe. Pero, ¿seremos capaces de hacerlo? Es más, ¿estamos dispuestos a hacerlo? Y no me refiero sólo a los españoles de nacimiento, sino también a los propios inmigrantes y a sus hijos: ¿están dispuestos a tener la valentía de asimilar nuestra cultura e integrarse en ella sin fundar guetos? Quiero creer que sí, pero a veces no lo tengo tan claro.


* Hablando del torrent, me he enterado de que el día 15 comienza la segunda temporada de Mujeres Desesperadas en la Fox. Y en mi casa no se ve :-)

7 comentarios:

Ojalá pudiera ver Crash dijo...

* Hablando del torrent, me he enterado de que el día 15 comienza la segunda temporada de Mujeres Desesperadas en la Fox. Y en mi casa no se ve .------

Hijo de mi vida, yo es que me derrito por PERDIDOS, llegará a la Fox en Abril y me das mucha pena si no puedes verla, es una gozada de serie.

La de Crash aun no la pude ver, yo voy a ver lindezas tipo Zathura (que vi ayer) o La pantera rosa (el fin de semana anterior), gajes del oficio de madre de un ser de 8 años con ideas propias...Ufff! Ya te tocará, lo mismo te encuentras viendo pelis de princesas 4 ó 5 años.... Para ver una peli tengo que vender al crío, y para unas horitas que tengo libres generalmente prefiero charlar con los amigos, que les veo poco....

Cuando la vea en video te comento mis impresiones.

Kevincosnerdejesús dijo...

Oscar, respecto a esto que escribes:"ofreciendo una igualdad de oportunidades real, cosa que hoy por hoy no existe. Pero, ¿seremos capaces de hacerlo? Es más, ¿estamos dispuestos a hacerlo? Y no me refiero sólo a los españoles de nacimiento, sino también a los propios inmigrantes y a sus hijos: ¿están dispuestos a tener la valentía de asimilar nuestra cultura e integrarse en ella sin fundar guetos?"

Yo pienso que los inmigrantes tienden irremediablemente a formar ghettos por simple afinidad en las costumbres y el idioma, el barrio de mi madre es "el pequeño caribe", hasta han rodado películas....Es un ghetto (o como se escriba) claramente.

ÓsQar dijo...

Yo, efectivamente, para poder ir al cine este finde he tenido que tirar de cuñada. A la niña de momento no la llevo al cine, porque no aguanta siquiera viendo Pinocho en casa.
Pero tranquila, que Perdidos tampoco me la perderé, aunque no la vea en directo.

Respecto a lo de los inmigrantes, precisamente me refería a eso en mi post... ¿tienden "irremediablemente" a formar guetos? ¿No hay nada que podamos hacer para evitarlo y fomentar su integración???

Nieves dijo...

Con los gitanos se ha logrado muchísimo en pocas décadas, pero los cambios van más rápidos que las medidas, cuando ese tema está en vias de solución la inmigración abruma a la administración, que en poquísimo tiempo ha visto desbordarse ciudades con inmigrantes de todo tipo. No quieras que todo se arregle en dos días, va a costar bastante porque los chinos no molestan a nadie, están dejados de la mano de Dios (ya se ajustan las cuentas entre ellos) pero los latinos, sobre todo la segunda generación tiene ganas de agruparse y sentirse fuerte con sus bandas, reivindicando a gritos su cultura y sus orígenes y ahora mismo son a ellos a los que más oímos, pero fíjate que a mí me preocupa más la adaptación islámica, ya viste que los atentados de Londres los perpetraron británicos de nacimiento de origen islámico...No sé como acabará la cosa, pero intentaremos poner un granito de nuestra parte ¿No?

ÓsQar dijo...

Lo de que los chinos pasan de todo es real como la vida misma: en el 4º piso de mi edificio, vive la dueña de un restaurante chino, su hijo, y 20 ó 30 camareros. Para todos los que son, no molestan demasiado (al menos a mí, que vivo en el 1º), pero eso sí, pasan un kilo de asuntos de la comunidad y cosas así. A su rollo.
Eso me recuerda que un día tengo que contar la "aventura" de la caldera de estos chinos, el episodio más surrealista que me ha sucedido desde que vivo en esta casa.

Lentejas dijo...

Hola Osqar, no sé si leerás esto porque hace mucho que escribiste el blog, pero es que fui con pipilota a ver Crash, la verdad es que me gustó, pero no del todo.

Me encantantan las películas corales en las que hay un punto en que se unen todas y cada una de las historias que cuenta, como Vidas Cruzadas, Grand Canyon o una nueva que es 11:15 o algo así, una peli que marca una hora en concreto, un momento clave para la vida de los habitantes de un pueblo, a cada uno por una cosa, está bastante bien la peli.

Bueno, que me enrollo, Crash tiene alguna historia que no me gusta como la del poli que mete mano a una señora (se empeñan en que es blanca pero no lo parece) y la ayuda en un accidente: la escena del accidente me hace perder el respeto a la peli a partir de ese momento, no es creíble, es pretencioso, riza el rizo sin venir a cuento...Esa historia no me gustó nada, pero por ejemplo la de los dos delincuentes negros y el hermano policía me encantó...

El personaje de Sandra Bullock me parece un sinsustancia, la eterna insatisfecha que se hace un esguince ¿Y ve la luz?...Pos anda que no me he hecho esguinces y solo veo las estrellas....

Bueno, en general está bien pero con algunos puntos negros.

ÓsQar dijo...

Sí que me entero de cuando me escriben: me llega un aviso por e-mail :-)
A mí una de las cosas que menos me gustó de la peli es que el director es un blando: tuvo dos oportunidades de hacer que la película fuera durísima (matando primero a la chica del accidente y luego a la niña), pero prefirió el final feliz. Debió ser que un muerto en la peli era más que suficiente.
También puede ser que me haya acostumbrado a los autores crueles con sus personajes. Douglas Adams (a quien le dedicaré unas líneas próximamente) putea a sus personajes una barbaridad. Pero el que se lleva la palma es George R. Martin, autenticamente despiadado: más te vale no encariñarte con un personaje porque lo más probable es que acabe en el hoyo de la manera más horrorosa que se pueda ocurrir.