11 marzo 2007

Impresiones de un insensato

Os propongo un pequeño ejercicio mental: imaginad que os encontráis en el interior de un bosque; por todas partes os rodean árboles, decenas, centenares de árboles. Incluso dais un paseo y no hacéis más que ver árboles y más árboles por todas partes. ¿Os atreveríais en esta situación a aventurar cuántos árboles hay en ese bosque? ¿Creeríais estar en situación, simplemente por el hecho de haber estado en el interior del bosque, de siquiera acertar el orden de magnitud de la cifra de árboles?
Yo, la verdad es que no me consideraría capacitado. Supongo que eso es lo que me hace ser un insensato, porque hay varias docenas de españoles sensatos que sí se han visto capaces, simplemente por haber estado dentro de la manifestación de ayer, de decir que 350.000 personas son pocas, que ellos han visto a muchas más. No tenéis más que pasaros por los comentarios del recuento de el Manifestómetro para daros de bruces con todos esos iluminados.
Encuentro particularmente cu
rioso que ciertos colectivos, los mismos que tradicionalmente nos han tildado continuamente a los izquierdistas de sectarios, sean capaces de seguir a pies juntillas las consignas de sus líderes, cuando éstas atentan tanto contra las leyes de la lógica, como contra el rigor matemático y la inteligencia de los oyentes/lectores/espectadores.
Personalmente, y como dije en su día, creo que los cálculos de el Manifestómetro adolecen (y ya se encargan muchos de criticarlo) de incluir el factor dinámico de una manifestación. Pero también es cierto (y así lo comentó aquí RinzeWind), que basta con corregir los cálculos con un pequeño (¿5%? ¿10%?) margen de error al alza. Al fin y al cabo, la inmensa mayoría de los manifestantes se queda hasta el final, por lo que una foto fija a la hora de la lectura del manifiesto es una aproximación suficientemente exacta.

Así pues, ni siquiera mostrando la evidencia matemática más rotunda son capaces estas mentes cerriles de aceptar la realidad. Tomo prestado de Millares la siguiente foto del Google Planimeter, donde se ilustra la superficie necesaria para que 2.125.000 personas se aprieten en Madrid:

Supongo que buena parte de la culpa es también de medios como El País, que, pese a que ahora son abanderados del cálculo de áreas, no lo fueron hace unos años. Bueno, de hecho siguen un poco confusos porque hoy he leído en ese diario que en la manifestación en Madrid contra la guerra de Irak de 2003 participamos casi 1 millón de personas. A 4 personas por metro cuadrado hacen 25 hectáreas. Delirante.
Pero esta abstracción de la realidad no es la única con la que tienen que bregar a diario los españoles sensatos. Para empezar, buena parte de los manifestantes han acudido engañados. Sí, engañados, aunque seguramente muchos han preferido autoengañarse. Si no, ¿cómo se explica que tantos de los que salieron opinando en televisión dijeran que estaban allí por la excarcelación de De Juana? ¿Qué excarcelación? Es ridículo. ¿Tan complicado es para ciertos periódicos decir la verdad? ¿Tan difícil es para un viceperiodista (ésta se la copio a Manuel Rico) acudir al auto del juez de vigilancia penitenciaria para dar información veraz y objetiva?
Pues es así: De Juana no está en libertad. Ni siquiera, como dijeron en el telediario de Antena 3 ayer tarde, "sigue recibiendo visitas" en su habitación: sólo hay 12 personas autorizadas para visitarle, y hay medios policiales suficientes para garantizarlo. Claro, que con la carrera que llevan los españoles sensatos desprestigiando a las instituciones del Estado, ¿por qué no decir ahora que la Ertzaintza permite que cualquiera visite a De Juana?
Tampoco es cierto que a De Juana se le hayan perdonado sus 25 asesinatos. Ya cumplió la pena por ello. ¿Que era poca? Pues las culpas a quien corresponda; por ejemplo, al Gobierno de Aznar, por redimirle 175 días de pena por escribir un libro en la cárcel, en el que además, se hacía apología del terrorismo.

En fin, no quiero ni pensar qué sucederá dentro de unos meses cuando, como ocurre con la mayoría de los presos condenados a penas menores de 3 años, se le conceda el tercer grado. Me imagino que las dentelladas del PP serán ya de órdago, a menos que encuentren algo más jugoso a lo que hincarle el diente para desgastar al Gobierno.
Y es que, ¿quién del PP se acuerda ahora de la investigación del 11-M, pudiendo escupir al Gobierno con el caso De Juana?
Hoy se cumplen 3 años de la masacre. 3 años que sólo han servido para hacer de la política española una gran bola de mierda que los políticos se arrojan sin importar a quien salpique. Y lo malo es que salpica en los momentos más inoportunos. No hemos aprendido nada. No vamos a aprender nada. Al final seremos todos unos insensatos...

Hoy es un día triste y en mi familia lo vivimos intensamente. Sólo me queda darle mi pequeño homenaje a nuestra víctima particular, nuestra prima Anabel, que nos dejó un hondo vacío aquel maldito jueves...

6 comentarios:

AntónCampos dijo...

Muy bueno, "insensato" ;)
Me ha impresionado la imagen del plano de Madrid inundado por la manifestación ficticia. Un saludo.
Fdo. otro insensato, también antes "miserable" y "rompespañas".

Suso dijo...

Juas!!! He tenido la misma idea que tú antes de ver tu post... Aunque bueno, mi mapa ha quedado un poco más desperdigado ;)

Perdón por romper la "exclusiva", ha sido sin darme cuenta :-m

Zarathustra dijo...

Unas preguntas enlazadas ¿Cuánta gente de vuestro alredor conoceis que hayan ido a la manifa?
¿Cuánta gente vive en Madrid?¿Cuantos han podido venir de fuera?¿A qué velocidad se puede desplazar una manifestación?...pues eso...

Merlo dijo...

Para ahorrarte esfuerzo -y es comprensible- te has puesto a sumar superficie por las avenidas más anchas con lo cual te has ido extendiendo por el mapa más de lo normal.
Para hacerlo bien tienes que cubrir las calles pequeñas también. Sobre todo en el entorno del núcleo de la manifestación. Entonces quizá no te parezca tan exagerado el resultado final.
Sumadas todas esas calles menores puede dar para mucha gente.
Salu2

ÓsQar dijo...

Bueno, si hubieras leído mi post, te habrías dado cuenta de que el mapa no lo he hecho yo, sino Millares.
En cualquier caso, ahora que miro el mapa más despacio, te diría que te equivocas. No sé si es que no conoces Madrid o qué, pero lo que están marcadas no son las avenidas más anchas, sino todas las calles de la zona, que son así (la zona derecha del mapa es el barrio Salamanca: todo cuadriculado con calles anchas).
Así pues, difícilmente metiendo calles más pequeñas y estrechas (¿la zona de Malasaña?) vas a poder llegar a las famosas 40 hectáreas de Espe. Y, aunque llegaras, aún te queda tragarte el sapo de que las 40 hectáreas estuvieran ocupadas en su totalidad por 5 personas por metro cuadrado.
Insisto, no se trata de una cuestión política, es de sentido común: 2 millones no caben. Ahora, que tampoco soy de los que van despreciando a 300 y pico mil manifestantes. Creo que son un montón y que deberíamos replantearnos qué necesidad hay de inflar las cifras hasta límites sin sentido, cuando reunir a cientos de miles de personas debería ser un rotundo éxito.
En fin, que no comulgar con los argumentos del Gobierno me parece bien y hasta sano, pero no creerse las demostraciones matemáticas me parece de ignorantes.

david dijo...

Llegará un glorioso día en el que cien millones de manifestantes protesten contra la rebuznada de turno del PP. Llegará un día en el que subamos a los cientos de millones, a los miles de millones. Llegará un día en el que habrá tanta gente en tan poco espacio que la densidad de materia será tal que se creará un agujero negro en pleno Madrid. Y así, los manifestantes de verdad se verán sepultados detrás de un horizonte de sucesos, y los demás, con la lástima de haber perdido a alguno de los engañados, podremos vivir mucho más contentos, más tranquilos y pudiendo quitarnos los tapones de los oídos cada vez que veamos a un político del PP hablando. Si quedase alguno fuera del agujero negro, claro.