25 marzo 2007

El hombre ofendido

Este fin de semana hemos tenido la desgracia de asistir a un nuevo paso (tal vez un pequeño sprint) en la huida hacia adelante del PP: no reconocer ningún error, todos los errores son del Gobierno y sus satélites. El viernes pasado el PP anunciaba a bombo y platillo que iniciaba un boicot informativo contra los medios dirigidos por PRISA, y hacía un llamamiento a accionistas, anunciantes y clientes para perjudicar al grupo empresarial hasta que su presidente se disculpara por ciertas declaraciones realizadas durante una junta de accionistas.
La estrategia del PP sigue pues el mismo sendero que en los últimos 3 años, haciéndose la damisela mancillada cada vez que alguien les ofende; cuando lo cierto es que la damisela es en realidad un putón verbenero aficionado a protagonizar bukkakes.
Así que el señor Rajoy se puede sentir ofendido cuando el presidente de un grupo mediático le llama
guerracivilista (estúpido epíteto), y hacer extensiva su ofensa a los (presuntos) 10 millones de españoles que (presuntamente) le apoyan. Sin embargo, Zapatero (y cualquiera de sus ministros) no tienen derecho a sentirse ofendidos cuando día tras día les llueven insultos, falacias y calumnias desde varios programas de la COPE, desde los editoriales y columnas de El Mundo, La Razón y ABC, desde diversos espacios en Telemadrid, Intereconomía o Libertad Digital TV (bluargh), desde decenas de columnas en los periódicos Cualquiercosa Digital y centenares de blogs, algunos perpetrados por periodistas, historiadores o ex-terroristas. Inconcebible: si tan ofendido está Rajoy, como dice que está, que presente una querella por calumnias contra Polanco en el juzgado más cercano y se deje de tales torpezas en precampaña. ¿O es que no ha pensado en el efecto que va a tener el boicot (si finalmente se lleva a cabo) en la campaña de las municipales, sobre todo en pueblos pequeños? Claro, que allá él: para mí cada voto de menos al PP es una alegría.
En cuanto al episodio de Polanco, estoy dividido: por un lado comprendo perfectamente que es muy difícil ser respetuoso y mantener las formas ante un adversario que no hace sino escupirte día sí y día también, que miente, manipula y tergiversa la realidad, un adversario experto en demagogia y que además ha tomado el timón a la hora de dirigir el discurso político del país, dejando en suspenso los grandes logros y montando escándalos por nimiedades de alto impacto emocional. Por otra lado, siendo coherentes, si los progresistas hemos estado dispuestos (o lo seguimos estando) a dialogar con una banda de asesinos cuyas acciones han sido infinitamente peores que las del PP, ahora deberíamos ser capaces de poner la otra mejilla una y otra vez ofreciéndole a Rajoy que vuelva a la cordura democrática.
Con todo y con eso, no dudo de que esta pataleta del PP pasará a un segundo plano antes de que pase una semana, que es más o menos el tiempo que mantienen cada tema en el candelero antes de pasar al siguiente episodio más vergonzoso de la democracia o al próximo momento más humillante para los españoles normales y sensatos. Algo se inventarán para poder organizar alguna manifestación el próximo sábado, y si no, al tiempo.

3 comentarios:

Zarathustra dijo...

Sigo impactado por la frase "cuando lo cierto es que la damisela es en realidad un putón verbenero aficionado a protagonizar bukkakes". Que capacidad descriptiva :-)

No comment...

Guillermo dijo...

Pues sí, prácticamente el mismo título y a la misma hora.

También me ha encantado tu capacidad descriptiva... XDDD

Y no puedo estar más de acuerdo con la parte final. Nada me agradaría más que tener una oposición razonable, que aporte y haga crítica constructiva... España estaría infinitamente mejor. No nos merecemos esta derecha a estas alternativas de la democracia.

david dijo...

Pues yo también estoy preguntándome con qué vendran la semana siguiente. Y la siguiente. Y la siguiente. La verdad es que está creándome más adicción que las idas y venidas de House con el poli aquel al que le metió un termómetro por el culo y decidió encarcelarlo por yonqui...

Por primera vez en mucho tiempo los guionistas de la realidad se están portando. Yo no sé quién les diseña las estrategias, pero deberían plantearse ponerse ya en serio a hacerlo así. Y podrían invitar guionistas. Esta semana, señoras y señores, no se pierdan la nueva batalla del PP, con guión diseñado por el equipo de guionistas de Aquí no hay quien viva. La que viene, con los de Los Serrano. La otra, con los de Aída...