25 septiembre 2006

Rubianes y la CEE

No deja de sorprenderme lo sumisamente que ha aceptado la Conferencia Episcopal el nuevo acuerdo de financiación propuesto en el Consejo de Ministros del pasado viernes. A priori, hubiera supuesto que la aceptación se debía a una cuestión puramente pragmática: la Iglesia ha calculado que ese 0,2% cubre sobradamente lo que deja de ingresar por la dotación directa del Estado.
Sin embargo, consultando los datos y haciendo números, no me cuadra esta suposición: en el 2005, el Estado pagó a la Iglesia 141,5 M€ (la M es de mega) en concepto de dotación directa, y 128,7 M€ más por aportaciones de contribuyentes. Es decir, que si se mantiene el nivel de contribuyentes que marcan la famosa casilla de la declaración, el año que viene la Iglesia cobrará sólo 180,2 M€ (es decir, 90 M€ menos que este año).
Así que aquí viene la pregunta del millón... ¿por qué ha aceptado sin rechistar la Iglesia dejar de ganar 90 millones al año? La respuesta que se me ocurre tiene mucho que ver con la actitud que mantiene ese sector ultraderechista alimentado precisamente desde la emisora propiedad de la Conferencia Episcopal.
En efecto, recordemos que hace menos de un mes, el entorno cavernario abanderado por J.Lo (no, no es Jennifer López) ladró, insultó y amenazó hasta que consiguió eliminar de la cartelera la obra de teatro "Lorca éramos todos" de Pepe Rubianes, debido a las interpretables declaraciones de éste último unos meses atrás en TV3. En todo el cúmulo de despropósitos, descalificaciones y propaganda que pudimos leer aquellos días en cientos de foros, había una frase que destacaba especialmente:

No se escupe en el plato en que se come.

Supongo que esta frase, aplicada inicialmente a Rubianes, ha calado hondo en la propia CEE, por lo que ha decidido agachar las orejas y no tensar más la cuerda de las relaciones con el Gobierno (montando otra Rave Party con Rouco a la cabeza). Al fin y al cabo, ¿quién da de comer a la Iglesia? ¿O es que cae maná del Cielo?

Archivado en: El Sol Grueso, Palabra de San Jabber

6 comentarios:

Suso dijo...

Pues no sé, la verdad es que suena raro... Lo que no sé es a qué llaman "dotación directa". Sé que hay (o había, por lo menos), una parte que paga el estado como compensación de la labor social de la Iglesia (hospitales, caridad, etc...), y otra que tenía que hacer para rellenar el déficit de la CEE, que tenía el problema de ser muy engorrosa de justificar en el presupuesto.

No sé si han acabado con toda la aportación directa, o sólo con la parte de relleno. Pero en efecto lo bien que se lo han tomado es bastante sospechoso...

Suso dijo...

Pues no sé, la verdad es que suena raro... Lo que no sé es a qué llaman "dotación directa". Sé que hay (o había, por lo menos), una parte que paga el estado como compensación de la labor social de la Iglesia (hospitales, caridad, etc...), y otra que tenía que hacer para rellenar el déficit de la CEE, que tenía el problema de ser muy engorrosa de justificar en el presupuesto.

No sé si han acabado con toda la aportación directa, o sólo con la parte de relleno. Pero en efecto lo bien que se lo han tomado es bastante sospechoso...

Pipilota dijo...

Estaba yo recordando cuando hablamos en el hituero sobre los acuerdos que el estado y la iglesia hicieron en el 77 encaminados a que la iglesia debía tender a la auto financiaciación en lo referente a la educación y tal vez estos acuerdos haya que revisarlos pongamos en un en un plazo de X (¿30?)años... no estarán viendo las orejillas al lobo y prefieran evitar males mayores pasando de puntillas?

No sé, pero sí es curioso sí.

Lentejas dijo...

Lo que más me ha gustado es que al parecer a las ONGs las equiparan a la iglesia en cantidad aportada por el estado, les han subido la asignación.

ÓsQar dijo...

Bueno, lo de las ONGs está todavía por ver... de momento el ministro de turno se la envaina...

lentejas dijo...

¿Se la envaina? ¿La cuala? Hay que ver donde se la guardan estos menestros.....