27 agosto 2009

El euro despollado

Probablemente la mayoría ya conoceréis este asunto, que ya es viejo, pero hoy me ha puesto sobre la pista @adaros82 y no me he resistido a compartir tan importante pieza de sabiduría popular.

La noticia más importante con la que nos despertamos (o, simplemente amanecimos en estado de semieuforia) el 1 de enero de 2002 fue el inicio del fin de las pesetas y la llegada de los billetes y
monedas de euro. La segunda noticia surgió al cabo de unos minutos cuando todos nos dimos cuenta, con regocijo, de que el anverso de las monedas traía dibujada una polla como una olla:


Lo cierto es que se trataba del mapa de los países pertenecientes por aquel entonces a la UE, por lo que, sin la silueta de Noruega, Suecia era claramente un pene fláccido, y Finlandia un escroto.
Por supuesto, no tardaron en hacerse las coñas obvias, como esta de la Inciclopedia:


Desgraciadamente, el BCE puso fin a tan chanante asunto 5 años después, el 1 de enero de 2007. Justificándose en la incorporación a la UE de unos cuantos países de la Europa del Este, se comenzaron a fabricar nuevas monedas con un mapa completo de Europa, incluida Noruega (¡pese a que sigue fuera de la UE!). Conclusión: los euros están despollados desde entonces. Shit happens:


Así que, ya sabéis: atesorad vuestras monedas con polla antes de que dejen de estar en circulación. Probablemente en el futuro no valgan una mierda, pero siempre podréis demostrar a vuestros nietos que en vuestra juventud manejasteis la moneda más sórdida de la Historia.

Edición: Para que esta injusticia no quede impune, he creado una causa en Facebook para promover la recuperación de los euros con polla y el destierro de estos tristes euros castrados. Por favor, únete aquí; con tu ayuda lo haremos posible.

3 comentarios:

Iván dijo...

Acabas de cruzar la finísima línea entre la numismática y la pornografía. Bravo.

Pipilota dijo...

Me voy corriendo a por mi monedero. No puedo con la duda de qué tipo de monedas lo pueblan.

dylan ivan cannobbio dijo...

E ESO NO SE DICE
QUE PUEDEN LEERLO LOS
NIÑOS DE 11 A 5 AÑOS
POSDATA:TEN MAS CUIDADO.