16 enero 2007

OP

Tal y como estaba previsto, el pasado domingo a las 12 de la mañana fui investido una vez más presidente de mi comunidad de vecinos. Cierto es que en un edificio pequeño como el nuestro, el trabajo es poca cosa (pasar los recibos, pelearse con el seguro para que arreglen alguna chapuza); pero mucho me temo que me pasará como en mi anterior legislatura, que en lugar de un año duró tres: el que me tocaba, el siguiente que no quiso hacer la vecina del bajo porque estaba mu mayor (así que ahora con más motivo), y el siguiente que no nos atrevimos a ponernos en manos de nuestros vecinos chinos (de hecho dudamos que conozcan el concepto "Comunidad de Vecinos" y dudamos más aún de nuestra capacidad lingüística para explicárselo).
Por otra parte, mi lista de logros de este año ya está que hecha humo para los pocos días que llevamos... nada más volver de las vacaciones, me encontré con un correo de una conocida de un proyecto europeo que, con un gran sentido del humor (y cierta mala follá), me había elegido como revisor técnico para un artículo enviado a una revista científica en la que ella participa como editora ocasional. Un bonito marrón consistente en leerme un artículo de 40 páginas sobre un tema del que soy presuntamente experto (?), comprobar su coherencia, verificar y contrastar la bibliografía, y dar por válidas (o al menos aceptables) las conclusiones. Todo esto, por supuesto, durante mi jornada laboral y/o mi tiempo libre, y con un electrónico Thanks como recompensa. ¿Quién se negaría?

4 comentarios:

Rafa dijo...

Pués nada, ¡que vaya bien!

Ben cordialment

Pipilota dijo...

Felíz 2007 aprieta el culete :º

Me hacen muchísima gracia tus vecinos chinos ¿será porque estoy en plena lectura de "tiempos interesantes"?

holbeist dijo...

Se me había olvidado felicitarte por tu investidura xDDDD

Teniendo vecinos chinos (inmigrantes en general), lo primero que haría sería poner contadores individuales para el agua. Luego está lo de la pelo de coco. En cuanto a que los chinos no comprendan el concepto de comunidad de vecinos... ¡Pero si vienen de la mayor comunidad de vecinos del mundo!

En fin, suerte. Yo tengo la próxima semana reunión de propietarios de garage. Más impagables momentos freaks.

ÓsQar dijo...

Jaja, por suerte ya tenemos contadores individuales de agua y luz, así que por ese lado, problemas cero.

Ah, y las reuniones del garaje también las tengo por separado, porque está en un edificio distinto, y ahí las discusiones sí que alcanzan niveles estratosféricos... en la última le tuve que montar un pollo a un menda después de que se pasara 20 minutos vanagloriándose de que no pagaba la comunidad. Al final se me hincharon los huevos, le eché la peta por sinvergüenza y no le dejé volver a abrir el pico en toda la reunión. Es acojonante la ralea que te encuentras por ahí.