27 mayo 2006

Willy Fogg

No puede ser bueno tener tanto curro... dos semanitas llevo ya sin encontrar ni un hueco para actualizar el blog. Con la tontería he perdido la oportunidad de comentar sobre grandes eventos de la actualidad, como han sido la sentada por una vivienda digna (seguida por la convocatoria de la segunda sentada y la segunda sentada propiamente dicha), la vergonzosa bufonada del diputado Martínez Pujalte, las nacionalizaciones en Bolivia, la secesión de Montenegro, el triunfo en Eurovisión de los Uruk-Hai, la estafa de los sellos y algún otro suceso con los que amenizar este blog tan cutre (como comentaba el otro día un goblin -que a troll no llegaba- que pasaba por aquí.... ¿y si le cambiara el título al blog por el de "Un Blog bien cutre"????)

El caso es que ahora he encontrado un huequecito para escribir... ¡a bordo de un avión!!! Bueno, de momento, escribo, ya veremos cuando podré postearlo. Estoy de camino a Atenas, pero nada de turismo: a seguir currando. Menos mal que sólo serán un par de días. Lo que no sé es qué le habrá pasado por la cabeza a la persona responsable de buscarme el vuelo, porque estoy viajando en bisnes: Gracias, Alierta, no desaprovecharé la ocasión.
Hoy ha sido la primera vez que he visitado la nueva terminal 4 de Barajas... impresión: no era para tanto. No me refiero a la arquitectura, que como no tengo ni idea, no opino, sino a lo que se dice de ella: que si un caos (yo me he orientado fácilmente y sin ayuda) o que si es muy grande (he andado más en otros aeropuertos, incluida la T2 de Barajas). Eso sí, es un puto centro comercial, tela marinera.
Aprovechando las circustancias, me he dado un paseo por la sala VIP de Iberia, a tomarme un pelotazo a la salud del Consejero Delegado. Es que me hacía ilusión ser el único en camiseta, vaqueros y zapatillas. Y El Jueves en la mano.
Por comentar algunas cosas...
Curiosidad 1. Prensa disponible: ABC, La Gaceta de los Negocios, El Periódico de Catalunya y el panfleto descafeinado que publica Iberia. Infumable.
Curiosidad 2. En un momento dado, han llamado por megafonía de la sala a un tal "José Antonio Durán i Lleida". Toma ya... ¿sería el genuino líder de CiU? Y sí es así, ¿lo de "José Antonio" en vez de "Josep Antoni" habrá sido a mala hostia?¿Y ya puestos a encabronarle, por qué no "José Antonio Durán y Lérida"????
Curiosidad 3. He visto un pájaro (o un murciélago o una mosca muy gorda) volando dentro de la terminal. Pues eso, que me ha hecho gracia.
Curiosidad 4. Los váteres de la sala, un poco claustrofóbicos, pero me ha sorprendido ver las mismas escobillas que tengo yo en casa... sí, son del Ikea!!!
Por lo demás, el vuelo bien: la comida infinitamente mejor de lo habitual en turista (foie de canard, Ribera del Duero del 2001...) y unas espectaculares vistas de Mallorca y Cerdeña poco antes de que se hiciera de noche. Bueno, vamos a aterrizar, seguiré en un ratito.

*******************************

Parece que he llegado sano y salvo al hotel, algo por lo que no daba dos duros tras ver que el taxista iba a 180 por la autopista, o que arrancaba haciendo rueda al salir de un peaje. La mala fama de los taxistas griegos sigue aumentando.
El hotel, bien, muy moderno, aunque nada que ver con otro en el que estuve hace como un año, que tenía unas vistas de la Acrópolis que quitaban el hipo. Claro, que esta vez no estoy en el centro de Atenas, sino en una ciudad dormitorio. Poco glamour.
Siempre que estoy en un hotel guiri me hago la misma pregunta: ¿cómo es posible que ningún español se haya hecho rico exportando ese gran invento que son las persianas? Porque en el norte de Europa, donde el sol sale unas pocas horas al año, pase... ¿pero en Grecia?
Pierdo veinte minutos intentando correr las cortinas, hasta que descubro que son eléctricas. Garrulo total.
Tampoco falta el típico Nuevo Testamento de los Gedeones, junto con otro Nuevo Testamento, supongo que ortodoxo (porque está en griego). Como echo en falta los textos sagrados del pastafarianismo, por esta vez me saltaré mis oraciones.
Por cierto, que la conexión a internet cuesta 11€ la hora... pospondremos otra vez la publicación de este post.

*******************************

Es definitivo: aborrezco los desayunos de hotel. Huevos cocidos, salchichas, champiñones, arenques... ¿pero qué alma enferma puede desayunar arenques?
Menos mal que puedo destacar algo: zumo de naranja recién exprimido y yogur griego (contundente y de unos 250 ml la tarrina: chúpate esa, Danone!!).

*******************************

Seguimos posponiendo la publicación del post: los griegos que organizan la reunión son unos cutres y no nos quieren dar acceso WiFi. El taxista de hoy, menos salvaje que el de ayer, aunque alguna pirulilla sí que ha hecho. Sabe algo de inglés y me pregunta que de dónde soy; cuando se entera de que soy de Madrid, me dice "Ah, entonces eres del Real". Pero como le digo que no me gusta el fútbol, le jodo la conversación y sólo hace leves intentos como "Qué calor hace hoy", "Hay mucho tráfico" y "Mujeres!" (refiriéndose a la conductora del coche de delante), antes de callarse definitivamente.
Las carreteras, penosas, y la señalización imposible de localizar entre un caos de carteles y anuncios de todo tipo.
La reunión promete ser un auténtico coñazo. Veremos si no me duermo.

*******************************

Éxito: no me he dormido en todo el día, gracias a un enorme esfuerzo. La comida, pasable, y lo mejor, el café frappé (la bebida nacional) bien fresquito, que aquí hace una calor...
Vuelta al hotel, me pienso lo de los 11€, pero desisto: si queda largo el post, que se lo lea quien le apetezca.
Hemos quedado para cenar en Voulagmeni (en la playita), a las 20:30 (una hora menos en España). Os podéis imaginar las ganas que voy a tener de cenar a esa hora. Luego os cuento.

*******************************

Pues al final sí que me entró jambre; debió ser porque durante la espera estuve viendo en TVE Internacional a José Andrés preparando cordero y claro...
La cena muy buena: pescadito recién cogido y ensaladas varias (exquisita la taramasalata de huevas de pescado). Me gustó también el pulpo a la brasa con alcaparras, yum! El vino blanco griego, sin embargo, no vale gran cosa.
La vuelta al hotel fue de nuevo a bordo del taxi de un maníaco: aparentemente los taxistas griegos son más peligrosos de noche que de día ¿licantropía tal vez?
Por otra parte, para que quede constancia, las carreteras griegas son, por decirlo suavemente y sin ánimo de ofender, una puta mierda. De ahí la risa de ir en un taxi a 150 por hora por un camino lleno de baches y cartelería, sin arcén y sin líneas.

*******************************

Viernes. Madrugón (las 6 en España). Otro desayuno deleznable (por el que descubro que cobran 22 lerus, que ya está bien) y de vuelta a intentar mantener los ojos abiertos durante varias horas. Qué suplicio.

*******************************

Bueno, pues se acabó. Me vuelvo para casa. Como me suele pasar en estas reuniones, me da la impresión de que no se ha avanzado nada. Pérdida de tiempo total. Afortunadamente, la próxima reunión es en Madrid y me ahorraré el viaje.
Último taxista griego: increíblemente, no parece saber dónde está el acelerador. A 80 por la autopista.
Ahora estoy en la sala VIP, tomándome ooootro pelotazo a salud de Alierta: se agredecen estás pequeñas recompensas después de más de 5 años dedicados a la causa. Por cierto, que por culpa del ceporro del mostrador de Iberia, he tenido que pasar por los escáneres y volver a salir hasta dar con la sala.
Los servicios, muy cutres, pero con un extraño mecanismo que gira la tabla del váter mientras una especie de esponja le limpia los restos. Curioso pero inspira poca confianza. La escobilla también es la de Ikea.
Pues eso, que me quedan como 4 horitas de avión, y a ver si ya en casa puedo subir de una vez este post al blog, que ya me está quedando terriblemente largo. Probaré con un tamaño de letra más pequeño para que no abulte tanto.


**********************************

Por fin os dejo de aburrir con mis aventuras: ya estoy en casita, con mi ADSL y esas cosas. Ahora, a seguir currando y acumulando temas para el blog. Ciao.

7 comentarios:

gatafunho dijo...

Qué el sol sale unas pocas horas al año en el norte de Europa???

Hombre, en invierno básicamente no sale, pero lo que es ahora en primavera, verano, pues... yo tengo unas 21 horas de sol y unas 24 de luz.

Y sí, el no tener persianas es una mieeeeerda.

ÓsQar dijo...

Pues tienes razón, se me ha ido la pinza. Será el jet-lag :-D

Pipilota dijo...

Pues no me parece bien que ahora cambies el nombre... y si tienes que hacerlo en vez de "Un Blog bien cutre" podrías llamarlo "Blog de un cronista muy ocup... luego sigo"

Me has matado de envidia cachoperro, fíjate como andaré de viajes yo, que me da envidia hasta uno de trabajo. jo

Lentejas dijo...

Jronia kajronia, saludos desde Valdeacederas, yo también hago muchos viajes de trabajo, a Tres Cantos principalmente, pero tardo lo mismo que tú a Grecia, y tengo más roce con la gente, !Ande vaparar!, ya no es que me roce, es que nos fundimos en el autobús....Aunque no sé que prefiero, si el olor al queso de cabra de la gastronomía griega o el olor de alerón del vecino de asiento, cuando hay asiento, claro, porque la cutre de mi empresa (ésa sí que es cutre y no tu blog) no me manda al trabajo en clase business, sino a la aventura, con dos cojones, en viaje de supervivencia por la selva de Plaza de Castilla y del tranporte público....Sniff, al menos también me dan prensa para leer ^_*

david dijo...

Yo viajo a Móstoles, ¿es cuenta? Es turismo rural, ji ji.

Joder, vaya día. Primero me he leído los 11 días de viaje de un colega a Italia (y el colega en cuestión tiene verborrea por escrito), y ahora esto.

Anónimo dijo...

Interesting website with a lot of resources and detailed explanations.
»

Anónimo dijo...

TITA CERVERA. DE LA OBSESIÓN POR LA “BARONÍA” A LA LEYENDA DE LA MAYOR HERENCIA DE EUROPA DE SU HIJO BORJA, que parece no es tan “mayor”, ni la COLECCIÓN la mejor privada del Mundo.



Por Rafael del Barco Carreras



Y en el cuento de la Cenicienta, amor y patriotismo desmesurado, que genera una venta al Estado por 44.000 mil millones de las pesetas de 1993 (sin impuestos y en Suiza), más otros miles de millones para las obras del MUSEO THYSSEN, intervienen la CASPOSA PRENSA, parte de LA FAMILIA REAL, y unos cuantos vividores que dan cuerpo a la fantasía y pelotazo. El PAPANATISMO de nuevo al servicio de un “excelente negocio”. Y el tema continúa con más ventas, pues ni entonces vendieron TODA LA COLECCIÓN, ni lo MEJOR de ella, y abierto el camino continuarían comprando para después “vender” al ESTADO, siempre el mejor cliente del mundo. Sin entrar en discutidas malicias editadas por Europa, y de algún técnico dudando de la autenticidad de algún RUBENS. Una autoridad mundial a la que se acallará, como se despidió al director del Prado por incordiar con aquello de que en los sótanos de la Pinacoteca Nacional había más y de mejores. A nadie se le ocurrirá la retroacción por posible falsedad de la compra de ese Rubens. ¡Que más da un Rubens más o menos!, todos los museos del Mundo exhiben falsificaciones, además sería, según el autor europeo, del mejor falsificador de todos los tiempos, DE HORI, al servicio del Barón.

Viví, a través de mi socio ANTONIO PARÉS NEIRA (que por desgracia me presentó a su abogado Pascual Estevill) el desembarco en Barcelona de TITA CERVERA, tras su ruinoso y ruidoso matrimonio con ESPARTACO SANTONI. Tito, administrador de la sociedad arrendataria del HOTEL RITZ de Barcelona, además de anfitrión y hotelero de TITA (gratis total y con madre incluida), fue el primer “gerente” de la FUNDACIÓN THYSSEN, sin aun existencia legal, y murió distanciado de los “BARONES” después de distinguido entre los pocos españoles en la boda de Londres y antes de ver culminada la gran venta. En la necrológica de su amigo, el periodista de la Vanguardia Sandoval repetiría aquello de “que solos se quedan los muertos”. Tenía 52 años, y demasiadas cosechas y noches gastadas. El Ritz, en decadencia entonces (por ello traspasado “gratis” por su anterior arrendatario Gutiérrez Manchón, con mi intervención y asociación), 1978, era una especie de “hotel de los líos”, donde los cuadros, buenos y falsos, formaron parte de los enredos. Los enjuagues vividos y oídos (hasta en primera persona por Tita) entretuvieron mis horas de cárcel en 1993, escribiendo una novela que una vez impresa nadie quiso distribuir. EL MUSEO CONDE VON TURNER. Desde luego una fantasía que no cuadraba con lo que nos vendían a través de la prensa, pero indiscutiblemente quizá más cerca de la realidad de lo que la Baronesa defiende con uñas y dientes, amenazando con abogados, o parapetándose tras la Familia Real. En definitiva la compra la ratificó con carácter de urgencia la Comisión Permanente de las Cortes, una vez disueltas por convocadas las elecciones de 1993, con de nuevo GONZÁLEZ de Presidente a pesar de los pronósticos (el carisma y la poca dentadura de la oposición de Aznar dejó pasmados a los socialistas con cuatro años por delante para limpiar la casa, en lo que coincidían con sus socios los de Pujol), por lo que nada a objetar en cuanto a sacramentos legales. Pero un tiempo aquel de demasiadas corrupciones para no torcer la nariz ante semejante urgencia y dinero. La venta por AMOR, embadurnada con intensas campañas de cesiones gratuitas o cheques en blanco en Inglaterra y EEUU, se desarrolló y remató con matemática ingeniería. Se conoce a los “mejores abogados del País” que intervinieron en la operación pero a ninguno de los “mejores técnicos en arte”. Una tacada de 800 cuadros que por venir de donde venían, y con padrinos conocidos, se declararon DOGMA DE FE.

Personalmente no creo que la NUERA, en el supuesto que aplique una mínima parte de la FILOSOFÍA DE VIDA de su suegra, horade tanto la FORTUNA THYSSEN que devuelva a la Baronesa a los tiempos de BARCELONA, pero es evidente que le jode que una aficionada pizpireta lo intente y consiga sustanciosos mordiscos. ¡A Noé con inundaciones!. Ese AMOR, cree ella, tiene tantas connotaciones con el suyo que lanza toda su caballería para impedirlo. El amor materno le traiciona, surgen las vísceras, mal enemigo en su pirámide de naipes. Pero ¡cuidado!, recibiendo mucho más de lo imaginado y merecido por su encantos y el amor que inspiraba al viejo Thyssen, no valora que ella le aportaba un País salido del fondo de los siglos, con amigos para compartir libaciones y capacidad de maniobra, donde a nadie se le ocurriría dudar de un “barón”, que no era barón, y con trayectoria vital relegándole a fiestas mediterráneas con señoritas de compañía. Un País a propósito para “reblanquear” cuadros y restos de fortunas de procedencia nazi (una práctica normal en el franquismo), y tras la muerte de Dictador, apareciendo tanto “fantasma” y mafioso con yate y jet que de no ser por la capacidad mediática de Tita, y las relaciones públicas de Tito Parés, dominando cinco idiomas (los dos se conocieron de estudiantes por Suiza), el barón, uno más. ¡Una pena que José Luis de Vilallonga muriera sin explayarse!.

A propósito, el hijo BORJA se parece más a mi “amigo” el “godo” TITO PARÉS, más canijo, con hijos de tres madres, más o menos al mismo tiempo, que al señalado como padre el “mediterráneo” MANOLO SEGURA.

Y otra curiosidad, cuando después de mis tres años en la cárcel de nuevo conecto con Tito, iniciados los 84, me habla del Barón, y él, que dejé con un hotel en franca quiebra, es no solo rico, sino multimillonario, con adosado en la selecta Pleta del “Vall de d´Arán” donde residen los Reyes en sus estancias invernales, se construye una casa en Llabaneres, y ha comprado y duplicado su piso en Turó Park. La crem de la crem. Yo tenía graves cuentas pendientes con él, pero ante tanta magnificencia y proyectos aparqué mis reservas. Su mayor obsesión, la compra de pintura a como diera lugar. Decía tener un catedrático de Bellas Artes en Córdoba que lo certificaba todo. De no tener ni idea de arte, se había convertido, igual ahora Tita, en todo un experto.

Ver www.lagrancorrupcion.com