13 febrero 2007

Otro mito caído

Acabo de llegar de Londres por motivos de trabajo y tenía que contarlo: al mediodía me he llevado una grata sorpresa.
He comido bien.
Muy bien.
¡Qué coño! ¡¡La comida estaba cojonuda!!
En serio: de primero he tomado una tartaleta con tomate y queso de cabra gratinado, de segundo pollo con berros y salsa de parmesano, y de postre una degustación de helados con fresas, frambuesas y arándanos. Güenísimo.
Si es que para comer bien en Inglaterra sólo hace falta conseguir que te inviten en el sitio adecuado. A unos 30€ el menú del día, sin ir más lejos.
Y todavía hay gente en mi curro que no quiere participar en proyectos europeos... animalitos...

3 comentarios:

Pipilota dijo...

Vaya vaya ... y yo pensando que estabas pasando hambre últimamente ;P

mislentejas dijo...

Los prejuicios son los prejuicios....Por ahí se dice que la comida española es muy grasienta, pero si te pides una ensalada y un pescaíto hervido... pues no ves el tocino por ningún lao ^-^

Cago en tó dijo...

30€ por un menú del día... no está mal. Si te invitan, está bien. Pero hay que ingresar bastante para poder ir a comer ahí cada día.